Hábitos saludables para pasar tiempo en casa

La llegada del coronavirus (COVID-19) ha trastocado las rutinas de todos. El estado de alarma ha hecho que las autoridades recomienden que, en la medida de los posible, permanezcamos en nuestros hogares para evitar la rápida expansión de la enfermedad. Todos sabemos que esta situación tiene muchos inconvenientes, pero, como hay que centrarse en las cosas positivas, nosotros te hemos preparado una lista de actividades que puedes realizar en tu hogar para adoptar hábitos saludables durante estas semanas de aislamiento y para hacer que tu casa no deje de ser, en ningún momento, el paraíso que te has esforzado tanto en crear.

La organización como hábito de vida saludable

Sabemos que es tentador pasarse las horas muertas tirados en el sofá, enganchados a Netflix o pegados al móvil. ¡No lo hagáis! Una de las peores cosas que se pueden hacer cuando se tiene que permanecer encerrado varios días es dedicarlos a realizar tareas insustanciales que, de alargarse, sólo aportarán sensación de pérdida de tiempo. Obviamente, un ratito de tele, móvil o videojuegos está bien, pero que no sea vuestra única actividad.

Para Marie Kondo, la famosa gurú del orden, poner orden a tu casa ayuda a poner orden en tu vida. Nosotros vamos a ser algo más atrevidos y vamos a añadir que: ordenar tu casa hará que la cuarentena sea mucho menos tediosa y te asegurará la comodidad que tanto necesitas en estos momentos. ¿Necesitas pruebas? Sigue estos consejos:

Mejora tu casa con estas actividades

Define espacios

Ahora que vas a pasar más tiempo en casa y vas a realizar en ella diferentes tareas, es un buen momento para definir lugares en los que hacer cada cosa. Esto tiene dos objetivos: tener a mano todo lo que necesites en cada momento y generar rutinas (uno de los hábitos saludables más importantes en situaciones como las que estamos viviendo). ¿Qué espacios puedes crear?

  • Para trabajar. Si vas a realizar teletrabajo o tienes a peques en casa que tengan que hacer deberes o actividades similares, es bueno crear un espacio para trabajar si no lo tienes. Busca un lugar en el que las conexiones (teléfonos, internet, etc.) funcionen correctamente. Este rincón debe ser agradable y contar con luz natural siempre que sea posible (si no, vigila la iluminación y huye de los fluorescentes de la cocina, por ejemplo). Plasma tu personalidad en el espacio mediante fotos, una pizarra, dibujos de los niños, una planta… Cualquier cosa que ayude a reflejar tus gustos y tu personalidad y que te hagan sentir bien, ya que es un lugar de la casa en el que estarás muchas horas. Y, por supuesto, nunca olvides que debe ser un rincón cómodo y ordenado.
  • Para el ocio. Durante estos días tendrás que planificar diferentes actividades para que no resulten monótonos, pero también es posible que te toque hacer más de una cosa a la vez. Si tienes niños o personas a tu cargo, no es difícil que tengas que compaginar su atención con el trabajo o con tus momentos de ocio. Una buena idea puede ser montar una pequeña zona de juego para los niños en un rincón del comedor, para tenerlos entretenidos y a la vista mientras ves la tele, por ejemplo. ¿Tienes una mesita pequeña? Muévela hasta el salón. Con una alfombra, cojines y un par de cajas les puedes construir un espacio especial para ellos (pero, como veremos más adelante, no dejes que invadan toda la casa).
  • Para descansar. En la medida de lo posible, no trabajes en la misma habitación en la que duermes o estarás pasando dos tercios de tu día entre las mismas cuatro paredes. Si no tienes más remedio, puedes utilizar elementos decorativos para crear espacios diferenciados dentro del mismo cuarto. Por ejemplo, usa un biombo, pon una estantería u otro tipo de mueble que sirva de barrera visual entre ambos rincones, utiliza lámparas para iluminar la zona de trabajo o la zona de descanso según convenga, etc.

Cambia los muebles de sitio

Una forma fácil de crear diferentes espacios y, a la vez, de romper con la monotonía es cambiar los muebles de sitio. Tienes muy visto ese cuadro que cuelga sobre el sofá y desde tu butaca preferida siempre ves el mismo trozo de calle por la ventana, ¿no? Cambia la distribución de los muebles y, a coste cero, habrás introducido un cambio que ayudará a evitar la sensación de estancamiento. Además, quién sabe, puede que encuentres la distribución definitiva que estabas buscando para esa habitación que nunca acabó de convencerte. ¿Necesitas algunos consejos?

  • Antes de lanzarte a realizar el cambio, planifícalo sobre un papel. Así, visualizarás las posibilidades antes de empezar a mover objetos pesados.
  • Al realizar los cambios busca la armonía del espacio a través de las formas y de los colores del mobiliario. Por muy cómoda que creas que va a ser esa alfombra en el comedor, si su color no casa con las cortinas, a los tres días vas a querer cambiarla de nuevo.
  • No obstruyas el paso ni la entrada de luz. Recuerda que estás intentando que el espacio sea más cómodo, así que evita generar sombras molestas o dificultar el tránsito por las diferentes habitaciones de la casa.
  • Deshazte de todo lo que no necesites realmente, así ganaras espacio que te permitirá probar nuevas combinaciones.

Orden en casa

A no ser que seas como Marie Kondo o seas mega fan de esta autora japonesa, lo más probable es que en tus armarios y cajones reine cierto aire de desorden. Si estar encerrado en casa durante semanas no te parece la oportunidad perfecta para ordenarlos, quizá no lo hagas nunca. Marie recomienda ordenar por categorías, nunca por habitaciones o cajones, siguiendo este orden:

  1. Ropa y zapatos.
  2. Libros.
  3. Papeles.
  4. Komono (objetos varios que no entran en las otras categorías, desde los utensilios de cocina a los materiales de oficina).
  5. Objetos sentimentales: siempre hay que dejarlos para el final, pues suelen ser los más complicados de gestionar.

La idea es ordenar cada categoría de principio a fin antes de pasar a la siguiente.

El método Marie Kondo consiste en superar el problema que tenemos muchos a la hora de tirar cosas. Según ella, sólo se deben conservar los objetos que nos hagan felices. Si hay algo que no has utilizado en mucho tiempo, no tiene un vínculo emocional y no sabes, nada más verlo, que necesitas conservarlo, lo mejor es deshacerte de él. Pero, recuerda, la señora Kondo siempre recomienda dar las gracias al objeto y despedirte de él antes de tirarlo.

Hasta que no hayas hecho la criba, no busques el sitio para colocar lo que vas a conservar. Cuando te pongas a ello, el método Marie Kondo se ha hecho famoso por el uso que hace de las cajas (apuesta porque los objetos sean siempre visibles) y por la peculiar manera que propone a la hora de doblar la ropa: en rectángulos, colocados de manera vertical y no apilados. YouTube está lleno de vídeos demostrativos de esta técnica. ¿Te animas a probarla?

Tareas pendientes

Seguro que tienes una lista de pequeñas cosas a hacer en casa. Puede que comprases un bote de pintura para darle un repaso al techo de la cocina y aún siga, intacto, en el armario. O, quizá, ha llegado el momento de cambiar ese enchufe que no funciona y cuyo reemplazo sigue en un cajón dentro de la bolsa de la ferretería. Haz una cosa al día y te las quitarás de encima en un periquete.

Te puede interesar: Cómo revalorizar un piso ¡y venderlo mejor!

Alquiler pisos Barcelona | Marbà

Hábitos saludables para niños

Sabemos que estar tanto tiempo en casa con niños puede suponer un reto. Ellos pueden ayudaros a ordenar, a decidir cómo colocar los muebles o a hacer pequeñas tareas, pero también tienen necesidades especiales. A continuación os proponemos cosas concretas que puedes llevar a cabo en casa especialmente pensando en los peques.

Los juguetes, en su sitio

Que pasar tantos días en casa no haga que el cuarto de los juguetes se convierta en una jungla. Como hacía Mary Poppins, convierte la hora de ordenar en un juego compartido, por ejemplo, colocando cada cosa en su sitio después de adivinarla con el tradicional “veo veo”. Con algo tan sencillo, distraerás a tus peques durante un ratito y evitarás el caos que puede darse si el desorden desborda la habitación de los niños y empieza a extenderse por el resto de la casa (nadie quiere encontrarse a una Barbie entre los cubiertos de la cocina, por ejemplo). ¿Necesitas espacio? Usa cajas que tengas a mano para clasificar los diferentes juguetes y ponlas debajo de la cama o usa bolsas de tela que puedas colgar para despejar el suelo, algo muy necesario si quieres realizar otras actividades, como algo de deporte dentro de casa.

El exterior, dentro de casa

Puede que los niños sean los que peor vayan a llevar el encierro. Pensando en ellos, habilítales un lugar en el que puedan estar al sol (en la medida de lo posible). Por ejemplo, extiéndeles una manta en la terraza o en el balcón, protégelos de la pared o de la barandilla con cojines, o móntales una pequeña carpa con una sábana. Así, tendrán una zona chillout para que jueguen o lean al aire libre. Si hace frío o no tienes balcón, busca el rinconcito más amable de tu casa y móntales su espacio en el interior, pero con vistas a la calle. Esto les ayudará a estar más cómodos.

Hábitos saludables en el día a día para mayores y pequeños

Comidas

Aunque sea fácil caer en la repetición, apuesta por cocinar platos saludables. Si, además, tenéis hijos, intentad que sigan comiendo de forma variada, suficiente y equilibrada aunque estén algo más revoltosos o quejicas (normal dada la situación)Nada de atiborrarse cada día a aperitivos o de permitirles dejar las verduras en el plato porque están más nerviosos y no queremos una discusión. Con cariño y buen hacer, hay que mantener también normalidad en este aspecto.

Actividad física

Los mayores podéis apostar por algunos de los muchos entrenamientos online que se están lanzando para hacer en casa durante estos días o podéis inclinaros por disciplinas más calmadas, como el yoga o la meditación, para canalizar vuestra energía y ayudaros a sobrellevar la situación. Los peques, por su parte, van a pasar muchas horas en casa sin poder correr y saltar y, para la mayoría, se puede hacer difícil. Los niños y las niñas necesitan gastar energía (porque les sobra), así que organiza sesiones de gimnasia de algún tipo en el salón, actividades que los mantengan activos y en forma.

Ocio

Como con los adultos, es bueno estimular a los niños a hacer cosas diferentes para que no se pasen el día jugando a Fortnite o viendo La Patrulla Canina. Aunque necesiten ratitos para ellos, organiza sesiones de juegos de mesa en familia, manualidades, noches de cine o tardes de lectura. La variedad evitará que se aburran y les hará el aislamiento más ameno (y a los mayores, también).

 

Si sigues los tips que te hemos ofrecido, seguro que estas semanas tan excepcionales que estamos viviendo se os harán más llevaderas en casa. Desarrollar hábitos saludables es vital para sobrellevarlas y para mantener un estado de ánimo y de salud óptimo. Pronto volverá el trajín diario de ir al trabajo, de atender compromisos sociales y de tener que hacer la compra semanal. Hasta entonces, intentad disfrutar de esta situación tan peculiar que nos está tocando vivir y disfrutad de vuestro hogar.

Te puede interesar: Los mejores barrios de Barcelona para vivir, ven a la zona alta

¿Estás pensando en vender, comprar o alquilar en Barcelona? Contacta con nosotros

Marbà pone a tu disposición más de 80 años de experiencia en el sector inmobiliario.

*Campos obligatorios

Comentarios

Vende o alquila tu piso con Marbà
 

Hacemos que tu propiedad destaque y que te sientas como en casa durante todo el proceso.

Vendemos o alquilamos rápido y bien.

*Campos obligatorios


 
close-link
¿Eres propietario?